Cómo evitar ser reemplazado por un robot


Inteligencia Artificial

¿Qué es la IA?

La inteligencia artificial es la simulación de la inteligencia humana por parte de máquinas, que habitualmente son sistemas informáticos.

Es la capacidad de ese sistema para captar e interpretar correctamente los datos externos, de aprender de dichos datos, y emplear esos conocimientos para llevar a cabo tareas y lograr metas concretas a través de la adaptación flexible.

La tecnología irá sustituyendo al hombre en la ejecución de cada vez más tareas. Descubre como competir con la inteligencia artificial, y cómo evitar ser reemplazado por un robot en tu trabajo.

 

Dónde estamos actualmente

Como esto es bastante científico, te pongo un ejemplo para que lo podamos entender mejor:

Desde hace varias décadas ya había medios de transporte que funcionan de manera automática, como por ejemplo los “shuttles aeroportuarios”.

Shuttle
foto: miami-airport.com

 

Estos transbordadores son tranvías que se desplazan entre dos puntos por un carril ferroviario. Están programados para hacer siempre las mismas acciones, desplazarse, parar, abrir puertas, cerrar puertas, arrancar y desplazarse de nuevo.

Esto en un proceso automatizado. Como la vía por la que se mueve no hay otro tipo de tráfico, las condiciones están controladas y previsibles. El sistema ejecuta las acciones siempre igual, según como está programado.

 

Un paso más allá

La inteligencia artificial va un paso más allá. Actualmente ya existen coches que son capaces de moverse sin necesidades de que haya un ser humano que lo conduzca.

A diferencia del transbordador, este coche autónomo es capaz de manejarse en tráfico real donde las condiciones son imprevistas.

Waymo Coche Autónomo
Foto: Waymo

Mediante los sensores y las cámaras que lleva integrado, el coche es capaz de detectar la presencia de otros vehículos. Si el coche de delante frena, el coche autónomo lo detecta y frena por sí solo. Si se produce un imprevisto como el un niño que cruza la calle de repente, el coche realiza una maniobra para esquivarlo y evitar el encontronazo.

Como vemos, aparte de hacer acciones regladas como aprenderse las normas de tráfico y de calcular el recorrido óptimo entre la posición actual y el punto de destino, es capaz de captar los datos del entorno, interpretarlos, tomar una decisión y de ejecutar esa decisión.

El sistema es capaz de auto-aprender y de adaptarse a cada situación nueva. Así va mejorando sus propios resultados, sin que tenga que intervenir ningún ser humano en todo el proceso.

El futuro será apasionante a medida que se vayan implementando cada vez más nuevas tecnologías. Aparte de coches autónomos, la inteligencia artificial se irá implantando en cada vez más tipos de robots. 

 

Cada vez más actividades que realizamos en nuestros trabajos las podrán llevar a cabo las máquinas.

  • Tareas manuales y repetitivos
  • Trabajos que requieren esfuerzo físico
  • Empleos que siguen un procedimiento establecido y reglado reglados
  • Trabajos que impliquen memorización de información

Esto nos permitirá tener más tiempo libre, por ejemplo para dedicarnos a las cosas que más nos gustan hacer.

 

¿Cómo evitar que un robot te quite el trabajo?

¡Súbete al tren, no te tires delante!

Como vimos en el post anterior, para seguir siendo competitivos en el mercado laboral, debemos adaptarnos a la innovación y reciclar nuestras habilidades para poder trabajar con las nuevas tecnologías. Aquello de “si no puedes con el enemigo, únete a él”.

 

Potencia tus habilidades ´humanas´

La otra opción es potenciar las habilidades que son más difíciles de ser sustituidos por una máquina; las habilidades sociales y emocionales.

Al mismo tiempo, los seres humanos tendremos cada vez más tiempo libre. Habrá una creciente demanda para aquellas actividades que impliquen la interacción entre personas, la creatividad y el uso de las emociones. En otras palabras, las actividades que impliquen el uso de la humanidad.

 

  • Creatividad genuina. Artistas, científicos, desarrollar una nueva estrategia de negocios. Son los trabajos que combinan la imaginación, la lógica y la emoción.
Creatividad
foto: lacomadre.com
Artista
Foto: Pexels Pixabay

 

  • Relaciones complejas con otras personas:
    • Enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales, cuidadores, maestros, atención al cliente. Consiste en la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona y sentir lo que siente. Difícilmente nos sentiremos comprendidos por un robot apático; lo que seguiremos necesitando es recibir empatía y compasión de otras personas.  

Habilidad Social

    Foto: Psicoactivos
    • Gestores y managers. Tener otras habilidades sociales que ayuden a la interacción con otras personas, como la motivación, la negociación y la persuasión. La inteligencia artificial podrá usarse para gestionar la productividad, la capacidad de interactuar con las personas seguirá siendo llevado a cabo por otros seres humanos.
Habilidad Social
foto: Ecoembes

 

  • Pensamiento crítico: Hacer razonamientos profundos, que combinan la creatividad, la lógica, los sentimientos y la ética. La capacidad de combinar juicios objetivos y también subjetivos. La inteligencia artificial difícilmente podrá hacer juicios subjetivos, porque aparte de tener y aplicar conocimientos puros y duros de la ley, implicará conocer y evaluar todas las consecuencias de sus decisiones para valorar si su juicio es justo. Los jueces y políticos tienen un empleo que tardará en ser reemplazado por los robots.
Critical Thinking
Foto: Student Voices

 

Aunque la práctica totalidad de los trabajos va a tener un grado de simbiosis entre el ser humano y la inteligencia artificial, si sabes potenciar y explotar esas cualidades genuinamente humanas tendrás una posición privilegiada para poder competir con la inteligencia artificial.

De esta manera podrás conseguir que tu puesto de trabajo siga siendo competitivo ante el avance tecnológico.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú