Cambiar de carrera profesional, ¿o cambiar el rumbo de toda tu vida?


Como vimos en el  post anterior , hay muchos signos que te pueden indicar que necesitas un cambio, como por ejemplo:

  • No te levantas entusiasmado por la mañana
  • Tu vida (ya) no te llena plenamente
  • Te sientes desmotivado con tu trabajo
  • La gente en tu entorno te quita más energía de la que te aporta
  • Ignoras tus sueños por miedo a cambiar

Posiblemente lo que necesitas es un cambio de empresa, o de profesión pasando a un sector diferente. O tal vez te encuentres en un punto de tu carrera en la que no te ves trabajando en otra empresa, ni siquiera en una de otro sector. ¿Qué hacer entonces?

Reinventarte. Cambio profesional. Talentos. Nuevo Rumbo. Nueva Vida

 

Lo que necesitas es un cambio mucho más profundo

Igual lo que te pasa es que no estás viviendo en consonancia con el propósito de tu vida. Empecemos definiendo primero que es eso del propósito.

¿Si alguien te preguntase “¿Cuál es tu objetivo en la vida?”, qué responderías? Tal vez tu respuesta incluye alguna de las cosas más inmediatas como tener salud, una familia y amigos que te quieran, tener un buen trabajo, ganar mucho dinero, retirarte y disfrutar de la vida después de tu jubilación.

Al menos, ese es el modelo de vida que desde pequeños hemos aprendido. Sin embargo, el hecho de que la mayoría de nosotros persigamos ese modelo, ¿quiere decir que realmente es para lo que tú has venido a este mundo? ¿Y el trabajo que realizas actualmente realmente es tu vocación?

 

¿Cuánta pasión hay en tu vida actual?

Respondiendo a las preguntas del post anterior  habrás re-descubierto cuáles son tus pasiones. Tus pasiones son lo que de manera innata más te gusta hacer.  ¿En qué medida ves que esas pasiones forman parte de tu día a día? Cuanto más tiempo logres dedicar a tus pasiones en tu vida, más satisfecho te sentirás.

¿Te ves cerca de esa satisfacción plena en tu vida? Si la respuesta no es un sí rotundo, estate tranquilo, llegarás a ello, para eso está este blog.

Primero, es habitual que en algún momento de nuestras vidas hayamos empezado a trabajar, básicamente para cubrir la necesidad de ganar dinero para vivir.

Eso habrá hecho que hayamos ido pasando por nuestra vida laboral, yendo de un empleo a otro, de una empresa a otra, con mayor o menor suerte y acierto.

Porque al final, hasta cierto punto, trabajamos en lo que podemos, más que en lo que realmente queremos.

En conclusión, si no nos sentimos plenamente satisfechos con nuestro trabajo o con nuestra carrera profesional es porque estamos en desalineados con nuestras pasiones.

El objetivo en la vida es tan sencillo como dedicarte a hacer las cosas que te gustan. Y hasta que no te alinees, seguirás así.

Sin duda, ya sabemos que eso no es fácil, que hace falta tener algo de suerte, que también hace falta ayuda y sobre todo mucho esfuerzo, pero siguiendo este blog descubrirás cómo dedicarte a lo que te apasiona y vivir de ello.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú