Saber relativizar los problemas


Relativizar agendaparaelexito.com

A veces los problemas más insignificantes los percibimos como problemones. En este post descubrirás porqué saber relativizar los problemas es fundamental.

Esta semana ha sido muy intensa. Tanto en el plano profesional, como en mi vida personal. En el trabajo he pasado ratos de mucho estrés. Parece que en julio todo lo que no se ha resuelto en el último medio año, de repente se tiene que solucionar antes del mes de agosto.

Entre entregas, reuniones y problemas a solucionar en diferentes proyectos y distintos clientes he ido con la lengua fuera. Trabajar en el filo de la navaja requiere un enfoque grande, y conlleva una tensión muy alta y un ritmo acelerado.  Es habitual que cualquier contratiempo que surja resulte en fricciones con las personas con las que está trabajando uno en ese momento.

Es fácil que un problema realmente pequeño se convierta en una montaña enorme, y que parezca el fin del mundo. Más de un día he vuelto a casa siguiendo dándole vueltas a esos temas de trabajo. Esos disgustos al final los prolongaba en mi tiempo libre.

Aparte de los temas de trabajo, desde hace varios meses tengo a uno de mis seres queridos ingresados en mi hospital. Por fin parece que poco a poco va mejorando su estado de salud, y ojalá pronto lo den de alta de nuevo. En cada uno de esos ratos que paso en el hospital me doy cuenta que los problemas que tengo a nivel profesional no son nada comparado con los problemas de salud.

Estas visitas al hospital me ayudan a ver todas las cosas en perspectiva. Lo que parece un problemón cuando estás en el trabajo, desaparece totalmente al lado de las cosas que realmente importan.

Saber relativizar los problemas es fundamental para que no te afecten tanto a tu estado de ánimo.

Ser consciente de que el estrés que sientes en el trabajo en casi todas las ocasiones es una sensación que te autoimpones. La presión que causa tu estrés no es real. Es el producto de tu mente. Es tu mente la que te transmite un mensaje de agobio y causa que sientas estrés. La meditación es una de las maneras para aumentar tu capacidad de darte cuenta de estas cosas que suceden en tu interior.

En la vida hay que tener claro cuáles son tus prioridades. En mi caso salud, familia y amor van por delante de trabajo y dinero.

Darse cuenta que realmente solo es trabajo y a quitarle importancia a los problemas -relacionados con temas de menor prioridad en tu vida- te ayudará a bajar tus niveles de tensión interior y a reducir tu sensación de estrés.

Y teniendo claro cuál es el orden de tus prioridades, podrás relativizar todo lo que pasa en tu día a día, y lograrás vivir tu vida con mucho menos estrés.

(foto cortesía de Gerd Altmann – Pixabay)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar