Los beneficios de saber perdonar


Enfadarse con alguien es una reacción habitual cuando esa persona hace algo que nos disgusta. ¿Pero durante cuánto tiempo mantienes ese enfado? ¿Eres de los que a los 5 minutos se te ha pasado, o tal vez te dure días, semanas o incluso más tiempo? ¿Por qué seguimos enfadados, y le guardamos rencor a la otra persona tanto tiempo? En este articulo descubriremos los beneficios de saber perdonar, no solamente para la otra persona, sino sobretodo a ti mismo.

beneficios-saber-perdonar-agenda-para-el-éxito
foto: listindiario.com

¿Qué se esconde detrás del enfado con la otra persona?

Cuando alguien de alguna manera nos hace daño, nos solemos sentir disgustados y enfadados.

El sentimiento de nuestro enfado viene provocado porque la otra persona no ha cumplido nuestra expectativa; lo que a nosotros nos hubiera gustado que hiciera (o no hiciera).   

Cuanto más importante sea esa persona para nosotros, más profunda puede ser la decepción que sintamos.

Podemos reaccionar discutiendo, llorando, incluso dejar de dirigirle la palabra y dejar de estar con esa persona.

A veces ese enfado se puede alargar durante mucho tiempo.

Esperamos conseguir que la otra persona se dé cuenta del dolor que nos ha causado, e incluso aunque nos pida perdón, en el fondo queremos que se sienta culpable.

Nuestro subconsciente trata de castigar a la otra persona por lo que nos ha hecho.

¿Realmente qué conseguimos no perdonando a la otra persona?

Independientemente de que la otra persona se sienta culpable o no de lo que ha hecho, ¿no perdonar nos hace sentir mejor a nosotros mismos?

¿Realmente salimos ganando con esa actitud?

Cuando un enfado pasajero se convierte en un rencor duradero, el primer perjudicado es uno mismo.

Independientemente de cómo se sienta la otra persona, date cuenta de cómo te afecta a ti.

Cuando estás enfadado, se acelera tu ritmo cardiaco, aumenta la tensión arterial, se dispara el nivel de testosterona, y sube tu calor corporal. Tus pensamientos se llenan de rabia y de tristeza.

El rencor a otra persona hace que te quedes anclado en ese pasado.  Es aferrarte al malestar que te produce ese recuerdo.

Y acabarás usando ese malestar como escudo, para construir un muro sentimental alrededor de ti mismo, para protegerte de pasar nuevamente por un dolor parecido. 

El rencor te impide avanzar y sentirte mejor.

¿Seguro que tienes razón?

Antes de dejar que la emoción te invada y domine tu reacción, reflexiona. Ya hemos hablado sobre cómo tus creencias limitantes te pueden estar jugando una mala pasada.

¿Estás seguro de tener la razón, y no la otra persona? ¿O tal vez sea comprensible el motivo de la otra persona?

Probablemente haciendo esa primera reflexión, llegues a la conclusión de que no vale la pena enfadarse en primer lugar.

¿Qué beneficios tiene saber perdonar para ti?

Perdonar a otra persona implica quitarte carga emocional y, sobretodo, dolor a ti mismo.

Significa conseguir romper ese vinculo negativo con el pasado, y vivir el presente.

Los beneficios de saber perdonar son para la otra persona, pero sobretodo son para ti mismo.

Te hará sentir mejor.

Saber perdonar a alguien no es una muestra de debilidad o de vulnerabilidad.

No significa olvidar ni justificar lo que haya hecho la otra persona.

Ni siquiera tiene porqué implicar compasión, empatía, o amor.

Perdonar significa actuar según lo que quieres conseguir para ti mismo, en vez de lo que te hizo sentir la otra persona.

Es sobretodo elegir querer curarte tú mismo ese dolor que sientes.

Tú eres el primero en beneficiarte de saber perdonar.

La vida es demasiado corta para perder el tiempo sintiendo rencor.

Tus emociones te pueden alejar o te pueden acercar a lo que realmente quieres.

Lo que sientes lo decides tú, y sólo tú.

Sé valiente, el tiempo pasa.

Elige dirigir tu vida.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar