Cómo diseñar tu vida ideal


¿Cómo sería tu día ideal?

Imagínate que pudieras diseñar el día perfecto, y vivirlo; ¿qué harías durante esas 24 horas?

Todos tenemos sueños que algún día nos gustaría cumplir.  Si tuviéramos la posibilidad de hacer lo que quisiéramos, y además no tuviéramos ningún impedimento para llevarlo a cabo, ¿verdad que parece una idea irresistible?

Tal vez pasarías el día en una playa paradisiaca tumbad@ tomando el sol o echando la siesta debajo de unas palmeras, o visitando algún lugar del mundo idílico, estarías de fiesta, o tal vez realizando esa actividad que siempre hayas querido hacer. 

En tu día ideal tendrías tu mansión, tu coche de lujo, armarios llenos de ropa, el último teléfono móvil de moda y todos los gadgets tecnológicos, y todas las cosas que quisieras.

Y además de todo esto, gozarías de buena salud y por supuesto estarías rodead@ de las personas a quienes amas.

 

Hagamos un rápido ejercicio; coge un papel y un boli y escribe en 5 minutos:

¿qué cosas harías si durante un día pudiera hacer lo que te diera la gana, y tuvieras todo lo que quisieras?

¡Deja fluir tu imaginación, no hay límites, todo es posible! En cuanto tengas tu listado, sigue leyendo más abajo.

Reinventarte. Vida ideal. Día de ensueño. Objetivos. Metas. Felicidad
Foto de James Connolly. Unsplash

 

¿cómo organizarías las horas de tu día ideal?

Ahora que hayas escrito todas esas cosas, define a qué hora te levantarías; con quién estarías, dónde estarías y cómo sería ese lugar, qué es lo que harías una vez despiert@, y cómo lo harías?

Así, hasta que logres organizar todas las horas de tu día ideal. Cuanto más en detalle logres darle a la hora de describir todo lo que experimentarías, ¡mejor! Y recuerda, ¡ tú mandas, es tu día ideal y todo es posible!

Escríbelo en otra hoja, y cuando termines, continúa leyendo más abajo.

 

Ahora vuelve a leer todo lo que acabas de escribir. Detente un momento y fíjate en cómo te sientes al leer lo que has escrito.

¿Qué tal ha ido? ¿Has encontrado alguna dificultad? Has logrado meter todo lo que querrías hacer en esas 24 horas? Si es que no, estate tranquil@, esto lo haremos en el siguiente y último ejercicio.

 

¿Cómo sería tu semana ideal?

¿Qué harías en los 6 días siguientes? ¿Serían iguales que el día que hayas descrito al principio, o harías más cosas? Ahora en otro papel, escribe cómo sería tu semana ideal.

emma-matthews-558684-unsplash

 

Tal vez tu día ideal esté lleno de actividades de ocio. Tal vez tendrías mucho más dinero y lujo de lo que tengas actualmente.

Y eso está bien, ¡ te mereces todo lo que deseas ! Tal vez en ese día te hayan faltado más horas para poder realizar todas las cosas que te gustaría hacer.

 

En ese sentido, definir tu día ideal puede ser más difícil lo que parece.

Porque hay tantas y tantas cosas que podrías hacer, que puede resultar difícil elegir con cuáles te quedarías para esas 24 horas de ensueño.

Priorizar, eligiendo unas actividades sobre otras, cuando todas te gustan al principio puede resultar un poco costoso 😉

Si amplias el tiempo disponible a una semana, o a un mes, seguramente logres meter la mayoría de las cosas que te gustaría tener y hacer.

 

Ahora, analiza tu semana o mes ideal;

Poco a poco vas diseñando tu vida ideal. Con el paso de los días, ¿harías alguna cosa que no fuera solo ocio? Aunque tuvieras todo el dinero en el mundo, y no tuvieras que trabajar para tener ingresos para poder pagar tus gastos, ¿con qué actividad, a la que te encanta dedicarte, podrías ayudar a otras personas si quisieras?

¿cómo podrías servir a otras personas,  y ganar dinero con ello?


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú