Por qué prepararte bien te aleja del éxito


Cómo dejar de procrastinar para poder conseguir tus objetivos.

¿Alguna vez te ha pasado que te has propuesto hacer algo, y luego pasa el tiempo y básicamente sigues igual, sin haber progresado en la consecución de aquel objetivo? ¿Sueles dejar las cosas para mañana, en vez de hacerlas hoy? Esto se llama Procrastinar.

Y si alguien te preguntara qué es lo que había pasado, posiblemente le contestarías alguna de las siguientes razones:

  • No tengo muy claro qué es lo que quiero hacer
  • He estado muy liado, entre el trabajo y mis obligaciones no logro sacar tiempo
  • Necesito un poco más de tiempo para prepararme

Realmente lo que sucede es que pierdes el tiempo dedicándote a hacer cosas más insignificantes, porque inconscientemente quieres evitar tener que afrontar esa situación.

En vez de coger el toro por los cuernos, retrasas las acciones importantes por otras cosas que son más irrelevantes y te resultan más agradables.

Procrastinar es la trampa más grande que debes evitar a la hora de emprender o de iniciar cualquier cambio sustancial en tu vida, y lo que te aleja de conseguir los resultados que buscas.

Procrastinar. Pasa a la acción. Convive con tu miedo

 

Foto de Jesús A. Lacoste

Como yo procrastinaba

Sin embargo, en vez de en seguida sentarme en la mesa, abrir los libros y los apuntes y ponerme a estudiar, me dedicaba primero a hacer otras cosas.

Cuando era estudiante, antes de un examen importante siempre me costaba mucho ponerme a estudiar. Era muy consciente de la importancia de aprobar y de sacar una buena nota.

Que si primero comía algo. Después miraba el correo electrónico. Luego contestaba los mensajes del móvil. Antes de ponerme, aún me veía algún video en Youtube. Todavía recogía un poco la habitación para que todo estuviera a punto. Y justo cuando me iba a poner, aún me levantaba una vez más para prepararme una taza de café.

De manera que igual había pasado una hora y pico, y aún no había empezado. Luego solía aprobar, pero seguramente habría sacado más nota si hubiese aprovechaba todo el tiempo del que disponía inicialmente.

El conocimiento (no) es poder

Habrás oído el dicho de “el conocimiento es poder” (“knowledge is power”). Está bien tener muchos conocimientos, porque nos permite tomar mejores decisiones. Leer todos los días y aprender ayuda a que crezcas como persona.

Teniendo claro cuáles son tus objetivos de tu nueva vida, para poner en marcha los nuevos hábitos probablemente empezaste a adquirir más conocimientos.

Ya sea para iniciar tu propio negocio, para empezar a ampliar tu red de contactos mediante el networking, o por ejemplo empezar a ir al gimnasio de manera regular para perder peso.

Te ves tutoriales en Youtube, devoras decenas de libros, haces un curso presencial, y te apuntas a otro webinar online. Buscas artículos en internet para asegurarte que tienes toda la información que necesitas para poder empezar, y para evitar equivocarte.

Pero saber mucho por si no garantiza nada.

  • Puedes saber mucho sobre dinero, y sin embargo no llegar a fin de mes.
  • Puedes ver muchos videos sobre estar en forma y comer sano, y sin embargo tener sobrepeso.
  • Puedes saber mucho sobre relaciones de pareja, pero que están divorciados o estar solter@.
  • Puedes leer decenas de libros sobre desarrollo personal, y seguir sintiéndote frustrado con tu vida.

Tener la información adecuada es solo el primer paso.

Se trata de qué es lo que haces con esa información.

Es habitual pensar que adquiriendo más y más conocimiento, llegará el momento en que estés preparado y seguro para poder empezar a actuar.  

Pero nunca llegará ese momento en el que tengamos el sentimiento de estar listo. Y mientras tanto pasa el tiempo, no haces nada y sigues en tu zona de confort. Sigues procrastinando.

Afortunadamente no necesitas sentirte de ninguna manera, para poder pasar a la acción.

Busca en tu pasado. Habrás hecho cosas a pesar de que estabas “muerto de miedo”.

Tirarte a la piscina desde el trampolín más alto de la piscina, hacer puenting, bajar esquiando por una pista rojo, hablar en público delante de un grupo de gente desconocida,…

Date cuenta que en muchas ocasiones has sido capaz de actuar, a pesar de los nervios que sentías antes de esa primera vez.

Y la buena noticia es que nada te impide a volver a hacerlo de nuevo.

El conocimiento es poder, siempre y cuando lo pongas en práctica.

No esperes a sentirte preparado y seguro. Ni siquiera pretendas vencer tus miedos. Aprende a convivir con ellos.

Deja de procrastinar. Ponte en marcha.

Tirarte al vacío es la única manera de cambiar tus sentimientos. Porque pasar a la acción, y de dar los primeros pasos, cogerás inercia. Te darás cuenta de que tus emociones empiecen a cambiar.

Si no, piensa en las cosas que ya has logrado. ¿En qué momento te empezaste a sentir preparado, cuando en su día?:

  • Diste aquella charla en público
  • Empezaste tu blog
  • Empezaste a ir a hacer footing para perder peso
  • Te tiraste desde una pista rojo esquiando

procrastinar. pasa a la acción. supera tus miedos. ponte en marcha.

 

Foto de Oliver Sjöström de Pexels

Actúa con urgencia

Pasar a la acción es la clave. Pero has de tener en cuenta la importancia del factor “tiempo”.

El tiempo es el recurso más preciado, porque una vez se haya gastado no lo podemos recuperar.

Más vale empezar ya, e ir corrigiendo sobre la marcha, más que seguir preparándote mientras sigue pasando el tiempo.

Cuanto menor sea el tiempo que necesitas para pasar de la Idea que tengas en tu cabeza, a ponerla en marcha, mayor será tu capacidad para tener éxito a la hora de conseguir las metas que te propongas.

Conseguir tus objetivos en la vida va implícito con sentir miedo, incertidumbre y falta de ganas que sentirás en algún momento.

Dejar de procrastinar trata de que seas capaz de actuar a pesar de estas emociones. Aprende a convivir con tus miedos, y verás como sobre la marcha cambiarán tus sentimientos.

De esta manera podrás cambiar quién eres, y en quien te convertirás.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar