Las hormonas de la felicidad


Hormonas de la Felicidad 02 | Agenda para el Éxito Pixabay
foto: absolutvision (pixabay)

Podemos sentirnos feliz por muchas razones. Cuando hacemos un análisis desde el punto de vista físico, vemos que hay un proceso biológico que produce esa sensación de felicidad.

Hay unas sustancias químicas que son emitidas por el cerebro, y que hacen que nos sintamos bien.

Sería ideal si esto fuese un proceso continuo, pero no lo es. Cada sustancia lleva a cabo un trabajo específico, y se apaga una vez realizado ese trabajo.

¿Qué sucede en el organismo cuando la alegría se eleva, y cómo conseguir activar y aumentarlo?

A continuación, te voy a contar varias maneras sencillas de cómo activar y aumentar los efectos positivos de estos químicos, sin necesidad de medicamentos o sustancias estupefacientes.

La endorfina, la serotonina, la dopamina y la oxitocina forman el llamado “cuarteto de la felicidad”. Forman un conjunto de sustancias químicas que circulan por nuestro cuerpo y que influyen en nuestra salud. Tienen una relación directa con la sensación de felicidad.

Las Endorfinas

Son las llamadas “hormonas de la felicidad”.

Por un lado, actúan como la morfina del cuerpo; constituyen un analgésico natural. Produce la sensación de una breve euforia que bloquea el dolor físico y emocional, mejora nuestro sistema inmunológico, y que también mejora la capacidad de atención.

Estas sustancias producen una sensación de felicidad. Hacer ejercicio físico, bailar, cantar, reír, practicar sexo, dormir e incluso comer comida muy picante, son algunas maneras sencillas de liberar endorfinas.

La Serotonina

Esta sustancia es la responsable de producirnos la sensación de placer. Aumenta cuando te sientes importante, mientras cuando tienes los niveles bajos sientes soledad y depresión.

Para aumentar la liberación de esta sustancia podemos comer alimentos ricos en aminoácido triptófano como pollo, queso, huevos o pescado.

Pensar en recuerdos felices: las personas depresivas tienen dificultad para recordar momentos felices. Así que una buena manera de generar serotonina es ver fotos antiguas, o escuchar música que se asocie con buenos recuerdos.

Otras actividades que podemos realizar para aumentar la segregación de serotonina es que nos dé la luz del sol, hacer ejercicio físico aeróbico (correr, andar, bicicleta) o recibir un masaje.

Por otro lado, es importante también eliminar los malos hábitos y los factores negativos como el estrés, trasnochar, fumar, beber alcohol, tomar mucho café, medicamentos como antihistamínicos que bloquean la producción de serotonina.

La Dopamina

Es un neurotransmisor generado por nuestro organismo responsable de nuestro bienestar, nuestra motivación para emprender acciones nuevas, y de proporcionarnos sensación de recompensa.

Regula en gran parte nuestra personalidad; las personas con niveles elevados de dopamina tienen más curiosidad y motivación por aprender cosas.

Unos niveles bajos de dopamina suelen ir relacionados con un mayor nivel de sobrepeso, ya que los obesos necesitan compensar la insuficiencia de dopamina ingiriendo más cantidad de alimentos.

Cuando nos falta dopamina en el cerebro, podemos sentir desmotivación, aburrimiento, depresión o angustia.

Para aumentar el nivel de dopamina de manera natural podemos comer fruta madura y alimentos ricos en antioxidantes. Desde el punto de vista motivacional, debemos marcarnos objetivos a corto plazo, dividir los grandes objetivos a más largo plazo en pequeñas metas, y celebrar cuando cumplimos uno de esos objetivos.

La Oxitocina

Esta hormona es la que influye nuestros comportamientos más sociales, como la empatía, la confianza, la amistad, el cariño, la generosidad o la compasión.

Los niveles bajos de oxitocina se asocian a la ansiedad y estrés.

La oxitocina se podría considerar como el líder del cuarteto de la felicidad. Es una sustancia importante en la construcción de la confianza, necesaria para desarrollar nuestras relaciones emocionales. Nos hace sentir más seguros y confiados. Es la“hormona del amor” por excelencia.

No solo nos conecta con los demás seres humanos. También nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos a nivel psicológico y emocional, buscando nuestro equilibrio interno.

Unas maneras muy sencillas de conseguir un aumento de oxitocina es abrazar, dar de mamar a tu bebé, incluso dar o recibir un regalo.

Como ves, hay muchas maneras sencillas por las que puedes aumentar la sensación de felicidad, y los efectos de las hormonas de la felicidad, en tu día a día. Todo se resume en llevar unos hábitos de vida saludables y organizados, tanto en la alimentación, el descanso, el ejercicio físico, así como en las relaciones sociales.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú