Libertad financiera: 10 secretos para conseguirla


Si en la visión de tu vida idea te imaginas dedicándote a lo que más te gusta y sin tener que trabajar, lo primero que necesitarás conseguir es la libertad financiera. En este artículo repasamos los 10 secretos que han aplicado los pros para conseguirla.

libertad financiera  agendaparaelexito.com
foto: Jill Wellington (Pixabay)

¿Qué es la libertad financiera?

La libertad financiera consiste en generar un flujo de ingresos automáticos que sean superiores a tus gastos habituales y que te permite vivir la vida que quieres.

¿Verdad que suena fantástico no tener que preocuparte de cómo pagar tus facturas, ni tener que trabajar para ello?

La sensación que siente uno cuando termina de pagar una deuda es de alivio inmenso. Literalmente es como quitarse un gran peso de encima.  Tú también puedes conseguirlo, si estás dispuestos a hacer un esfuerzo grande, y a darle un giro importante a tu manera de manejar el dinero.

Porque el camino hacia la libertad financiera comienza por asumir la responsabilidad y tomar el control sobre tus finanzas personales.

Implica reconocer que necesitas generar más dinero para poder saldar tu deuda actual de manera más rápida, por ejemplo, incrementando tus ingresos con un segundo empleo.

10 pasos hacia la libertad financiera

1)    Entender tu situación actual

Lo primero que tienes que hacer es reconocer tu punto de partida. Tendrás que analizar cuántos ahorros dispones, cuánta deuda tienes, y cuánto dinero necesitas para saldarla. Afrontar tu realidad económica puede desanimarte al principio. Pero lo positivo es que te ayuda a ser consciente de tu situación económica actual. Y tomar conciencia es el primer paso en la dirección adecuada.

Haz una lista de todas tus deudas:  Incluye la hipoteca, la letra del coche, la devolución de la beca estudiantil, los pagos aplazados pendientes del ordenador, el dinero que te hayan dejado tu familia o amigos, y cualquier otro importe que tengas pendiente de devolver. Si el importe es elevado; no te preocupes, en este post vamos a ver los secretos que aplican los pros para ir bajando esta cifra. Y si es el importe es poco; ¡enhorabuena, ya te queda poco para salir de deudas!

Haz una lista de tus ahorros: Incluye tu cuenta de ahorro, tu plan de pensiones, o las acciones en las que hayas invertido. Añade los ingresos mensuales que tienes: tu salario y cualquier otro ingreso adicional que tengas.

Apúntate estos números en un post-it bien grande, y pégalo en un sitio bienvisble, para que lo veas todos los días.

2)    Aumenta tu inteligencia financiera

Una vez seas consciente de dónde te encuentras financieramente, empieza por educarte en el dinero. ¿Verdad que es un tema que no te han enseñado en el colegio? Tal vez hayas estudiado Económicas o Finanzas, pero no es lo mismo saber de “economía” que entender cómo sacar el máximo rendimiento de tu dinero a nivel personal. Para eso te recomiendo los siguientes libros que te ayudarán a entender el dinero de verdad:

  • Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki
  • La transformación total de tu dinero” de Dave Ramsey

3)    Cambia tu percepción del dinero

Cuando alguien piensa que gana poco dinero, a menudo tiene la sensación de que “tener dinero es malo”.

Es habitual sentirse culpable por tener dinero y por querer tenerlo, a pesar de que lo usemos diariamente para mejorar nuestras vidas, tendemos a fijarnos más en el aspecto negativo del dinero.

Si tu percepción del dinero es negativa; inconscientemente sabotearás tu posibilidad de ganarlo y de quedártelo.

El dinero es una necesidad básica como la comida y el agua. Te permite comprar lo que necesites y vivir la vida que quieres.

Por eso es preciso aprende a verlo como un MEDIO, no como un fin en sí. Hay que considerar el dinero como una HERRAMIENTA que usas para conseguir tus sueños, para hincharte de buena energía, y para disfrutar de una vida libre de estrés.

4)    Fija tus objetivos

El siguiente paso hacia tu libertad financiera es establecer para qué necesitas el dinero.

¿Quieres liberarte de tu deuda para siempre? ¿Deseas dejar de trabajar de 9 a 19h y escapar de la rueda del hámster? ¿Tu sueño es viajar a algún lugar lejano? ¿O ahorrar para la boda, tener familia, o tu jubilación?

Escribe tu lista de Objetivos: Probablemente no consigas tus objetivos en tan solo un mes. Un año ya es un plazo que te permite hacer un progreso significante. Asegúrate de que tu sueño sea alcanzable. Pon una fecha objetivo. Escríbelo en un papel. Si sabes exactamente lo que quieres conseguir lo tendrás mucho más fácil para conseguir tu objetivo.

Mis objetivos para 2020

  1. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

2. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

3. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

4. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

5. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

6. Voy a ………………………..y lo conseguiré antes de…………………..

5) Haz seguimiento de tus gastos

Una vez hayas establecido tus nuevos objetivos, toca hacer seguimiento de tus gastos. Haz una lista organizando todos los importes por categorías (alimentación, consumos energéticos, hipoteca, ropa, ocio, electrónica, etcétera).

Observa en qué categorías tus gastos son excesivos, cuánto dinero tienes disponible en cada una de tus cuentas, y cuál es el importe de la deuda que queda pendiente. Mide tu progreso mes a mes. Eso ayuda a enfocar a alcanzar los hitos que te hayas marcado.

6)    Págate a primero a ti mismo

El hábito más importante que deberías adquirir es el de mensualmente transferir una cantidad prefijada a tu cuenta de ahorros, antes de pagar otras cosas (por ejemplo, facturas). La clave está en que, bajo ningún concepto toques el dinero que ingreses en tu cuenta de ahorros para pagar facturas o gastos imprevistos.

Esto ayuda mucho porque garantizas invertir el dinero que ganas en ti mismo y en tu futuro. Y si el dinero que te queda no te da para pagar las facturas, te obliga a buscar más fuentes de ingresos.

De lo contrario, si no te pagaras primero a ti mismo, solo obtendrías lo que quedase después de pagar las facturas, y que habitualmente no es suficiente para alcanzar la libertad financiera.

Destina tus primeros ahorros a montar tu hucha para emergencias. Como nunca sabes las sorpresas que puede deparar la vida, es recomendable que tengas un colchón para imprevistos. Hay quien recomienda que tengas ahorrado un importe que te permita afrontar al menos de 6 a 8 meses de gastos fijos.

7)    Reduce tus gastos

Warren Buffet es el hombre más rico del mundo. Su fortuna está valorada en más de 90 billones de dólares (¡¡$90.000.000.000!!). Aun así, sigue viviendo en la casa que compró hace 60 años por tan solo $31.500.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, siempre lleva el mismo modelo de camiseta. A pesar de ser otra de las personas más ricas del mundo, se viste de manera más sencilla posible. Los verdaderamente ricos no suelen aparentar que tienen dinero.

Como dice el refrán: “No es más rico el que más dinero tiene, sino el que menos gaste”.

No se trata de ganar más, sino de gastar menos. Esa austeridad consiste en reducir al máximo tus necesidades.

Observa tu lista de gastos y analiza cuáles son imprescindibles. Entre estas necesidades básicas estarán la comida y tu vivienda.

Después valora qué gastos son prescindibles; por ejemplo, los relacionados con ocio y el entretenimiento.

Después haz un segundo análisis y marca todos aquellos gastos que se podrían reducir. Si logras reducir todos tus gastos al mínimo, te mentalizarás de que realmente necesitas menos cosas para sobrevivir lo cual te permite ahorrar más.

libertad financiera 2 agendaparaelexito.com
foto: Pablo Heimplatz (Unsplash)

8)    Compra “Experiencias” en vez de “objetos”

Estamos tratando de reducir gastos al máximo para llegar a la libertad financiera cuanto antes. Eso no quita que solo ahorremos y no gastemos nada hasta que nos jubilemos. La vida son 2 días, y también tenemos que disfrutar del camino de la vida.

Lo que te hace disfrutar son las experiencias que vives, no las pertenencias que tienes. A largo plazo, ¿las cosas que compres te hacen más feliz, o la vida más fácil?

Cambiemos el chip.

Piensa en cuál fue tu recuerdo más feliz. ¿Qué estabas haciendo? ¿Con quienes estabas? Se trata de crear más recuerdos de este tipo, y de aplicar tu ingenio para que el coste económico sea mínimo. Por ejemplo;

Si te gusta hacer deporte con un amigo, busca un video tutorial de fitness en Youtube e invita a tu amigo a tu casa para hacer ejercicio juntos.

Busca alguna actividad molona en la web de descuentos Let´s Bonus y sorprende a tu pareja con un fin de semana por ahí.

Si siempre has querido ir de vacaciones a Paris y has ahorrado el dinero, ve y disfruta del viaje sin remordimientos.

La vida son momentos y recuerdos. Los mejores vienen de pasarlo con familia y amigos.

Comprar objetos normalmente no te aporta un valor emocional duradero.

“¿Por qué gastar dinero que no tienes, en comprar cosas que no necesitas, para impresionar a gente que no te importa?”

9)    Paga tus deudas

Algunos te aconsejarán que inviertas en bolsa, en vez de destinar el dinero a reducir tu deuda. Esto puede ser verdad si eres capaz de sacar unos resultados excepcionales a la hora de elegir acciones. La mayoría de las personas no lo es, y una inversión mala puede suponer incrementar la deuda más aún.

Pagar deuda a priori no parece tan glamuroso como tener ese dinero en el banco, pero te acerca más rápidamente a la libertad financiera.

Hay 2 maneras de enfocar la reducción de la deuda:

  1. Método “avalancha”.  Empiezas a pagar la deuda que tenga el tipo de interés más alto. Cuando termines, usas el importe que destinabas mensualmente para saldar esa primera deuda, para empezar a reducir la siguiente deuda, y así sucesivamente.
  2. Método “bola de nieve”. Lo mismo, pero empezando a pagar la deuda con el tipo de interés más bajo.

Elige el método que mejor se ajusta a tus necesidades.

A mí particularmente el método “bola de nieve” me resulta más efectivo. Me permitió saldar la primera deuda (unos pagos aplazados de un electrodoméstico) en tan solo un par de meses.  Conseguir ese resultado casi inmediato fue una enorme motivación para seguir e ir a por una deuda más grande.

Cuando uno termina de pagar una deuda siente un gran alivio. La sensación de que “ya queda menos” es lo más positivo, porque genera una motivación enorme para seguir reduciendo deuda. Cuando terminas de pagar la deuda, verás ir en aumento tu cuenta bancaria. Estás acelerando tu carrera hacia la libertad financiera.

10) Crea fuentes de ingresos adicionales

La gran pregunta a la que se enfrenta uno es “si la deuda que tengo que pagar mensualmente es mayor que mi sueldo, ¿cómo puedo pagarla si no gano suficiente?”

Si vas en serio, la respuesta es “…mediante sacrificio, sangre, sudor y lágrimas.”

Como los ingresos que genera tu trabajo actual no son suficientes, tendrás que buscar fuentes adicionales. Entre la gente que ya consiguió la libertad financiera, hay quienes recomiendan tener 7 flujos de ingresos. Si ya tienes trabajo; ¡enhorabuena, solo te quedan 6 más!

Los ingresos (adicionales) se clasifican en:

Activos: Son aquellos que obtienes a cambio de tiempo de dedicación. Aquí al final estarás limitado por el tiempo que tienes disponible. Unos ejemplos son: escritor de artículos para blogs, editor de videos para youtubers, asistente virtual, conductor de Cabify, o asistente de hogar.

Pasivos: Son los que obtienes de manera automática y permanente. Consiste en realizar un esfuerzo inicial (de medios, tiempo y dinero) para elaborar un producto o servicio, que después podrá funcionar de manera automática sin que (a penas) le tengas que dedicar más tiempo.

Para poner unos ejemplos:

  • Una tienda online de dropshipping o e-commerce
  • Escribir un libro electrónico y venderlo en Amazon
  • Montar la versión audiolibro de tu libro electrónico
  • Diseñar un curso online y venderlo a través de tu página web o blog
  • Diseñar aplicaciones para móviles y venderlas en la Play Store
  • Marketing de afiliados para plataformas online como Amazon
  • Alquiler de vivienda/s de tu propiedad
  • Inversión en acciones (a largo plazo)

Los 7 ingresos mencionados pueden venir de la misma fuente (por ejemplo, podrías tener 7 tiendas de e-commerce diferentes). No hace falta que empieces a montar todas estas fuentes a la vez. Empieza por una, y cuando la tengas montada empiezas a montar la siguiente. ¡Poco a poco, pero de manera continua y con paso firme!

Libertad financiera: sacando conclusiones

Empieza a retomar las riendas de tus finanzas, y de tu vida.

Examina tus finanzas, aprende a vivir con austeridad, gasta solo en aquello que realmente necesitas.

Empieza por saldar tus deudas. Aprovecha la motivación que uno obtiene cuando salda la primera deuda. La clave está en encadenar esos empujones emocionales y conseguir el efecto “bola de nieve” donde cada vez conseguirás saldar más deuda de manera más rápida.

Construye fuentes de ingresos adicionales que vayan cubriendo el importe de tus gastos fijos. Así es como lo consiguen los pros. Siguiendo estos pasos tú también estarás cada vez más cerca de tu libertad financiera.

Otros artículos que te pueden interesar:

>> DESCARGA nuestro EBOOK GRATUITO y descubre 24 MANERAS para generar INGRESOS PASIVOS

>> Estás diseñado para ser pobre

>> Cómo ganar más dinero

>> Los 5 niveles de la libertad financiera


Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar