19 trucos para superar el síndrome postvacacional (2019)


superar síndrome postvacacional agendaparaelexito.com
foto: alexas-fotos. pixabay

Después de un largo periodo de relajación y de diversión, llega el final de nuestras queridas vacaciones. Tras esos días de descanso bien merecidos, toca volver a la rutina. A muchos de nosotros, comenzar de nuevo, retornar al trabajo al cabo de un largo tiempo de relax y cambiar la calma por el estrés diario nos afecta en el ánimo y en nuestro bienestar. A continuación te vamos a resumir los mejores consejos para superar ese llamado “síndrome de estrés postvacacional”.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

El síndrome post vacaciones no es considerado como una enfermedad, sino como un “trastorno adaptativo”, ya que sus síntomas son similares al “estrés”, y es que son frutos de pasar de un periodo de descanso más largo de lo habitual a tener que tratar con un número de demandas relativamente mucho más alto a la vuelta a nuestra vida laboral.

¿Quiénes son más propensos a sufrir el estrés post vacaciones?

Las personas más expuestas a padecer el síndrome son aquellas que hayan tenido las vacaciones más largas, trabajen en un lugar desagradable, tengan un mal jefe, lugar desagradable, y/o a las que no le guste su trabajo.

¿Cómo se manifiesta el síndrome post vacaciones?

Los síntomas, y su intensidad, varían en función de cada persona, de su entorno y de las responsabilidades u obligaciones que tenga. Las características del síndrome postvacacional son similares al estrés: bajo estado de ánimo, desmotivación, cansancio, tristeza, apatía, ansiedad, falta de energía, cambios de humor, falta de adaptación a la rutina laboral, e incluso depresión.

¿Cuánto duran los efectos del síndrome de estrés postvacacional?

Lo habitual es que los efectos desaparezcan después de 2-3 semanas, y no suele ser necesario la ayuda de profesional. Si los efectos de ese estrés agudo perdurasen y tardases más de un mes en superar el síndrome postvacacional sería recomendable acudir a un especialista.

19 consejos para superar el síndrome postvacacional

Si quieres evitar (o combatir) el síndrome postvacacional, estos 19 trucos te serán muy útiles para que la vuelta a la normalidad sea lo más suave posible;

  1. Vuelve a casa unos días antes de empezar a trabajar: Salir de tu lugar de descanso el mismo domingo implica llegar a casa por la tarde-noche. Entre descargar las cosas del coche, subirlas a casa, guardarlo todo, meter la ropa sucia a lavar, además de hacer la cena y acostar a los niños, se acaba el día en seguida. Y probablemente tendrás la nevera vacía y la casa sin limpiar también. Madrugar al día siguiente y empezar la semana volviendo a la rutina así de sopetón aumenta la probabilidad de que te invada el agobio rápidamente.  Sin embargo, si vuelves con algunos días de antelación tendrás más margen para adaptarte a la rutina, y el cambio será más suave.
  2. Retoma las rutinas extralaborales con antelación a la vuelta al trabajo: Empezar de nuevo con rutinas (que no sean de trabajo) como, por ejemplo, ir al gimnasio, estudiar, o hacer las tareas del hogar con antelación al día que empieces a trabajar de nuevo hará que la transición a la normalidad sea más llevadera.
  3. Come bien y haz ejercicio en vacaciones: Los periodos de descanso prolongados son propensos para descuidar los hábitos saludables. Que si la caña a la hora del aperitivo, la comilona del mediodía, el picoteo continuo; cuando nos encontramos fuera de casa, más fácil caemos en las tentaciones. Un factor que contribuye a sufrir el síndrome postvacacional es ponernos en la báscula cuando llegamos a casa y ver esos kilitos de más que hemos ganado. Mantener unos hábitos de alimentación sanos, y mantenerte en forma durante tus días de descanso hará que física y anímicamente te encuentres más fuerte al término de las vacaciones, lo cuál te ayudará a afrontar mejor la vuelta.
  4. Adaptar los horarios gradualmente: Durante las vacaciones dejamos las rutinas y los horarios de comidas, cenas y de sueño. Pasar de trasnochar y acostarte a la 1 de la mañana y a levantarte a las 10, a madrugar a las 6 hay una diferencia muy grande. Empieza varios días antes a acostarte y levantarte cada día un poco antes te ayudará a que la adaptación sea más suave.
  5. No empezar a saco. Volver a tu lugar de trabajo después de muchos días de vacaciones, y retomar tus tareas laborales “a saco” ayuda a que seas más proclive a caer en el desánimo.  Si puedes, durante la primera semana de vuelta en tu trabajo, ve incrementando la intensidad de tus labores paulatinamente a lo largo del día. Empieza la mañana haciendo alguna tarea que sea más fácil, y deja las labores que requieren más esfuerzo para más tarde en el día cuando tengas más energía y mejor humor.
  6. Tómate un respiro. Descansar 5 minutos cada hora te ayudará a que mantengas el ánimo, y te ayudará a enfocar mejor en tus tareas.
  7. Camina un poco. Procura levantarte de la silla cada hora, y date una pequeña vuelta. Estirarte y andar ayuda a tu cuerpo se canse menos y que rindas mejor el resto del tiempo.
  8. Tómatelo con calma. La mejor actitud que puedas tener es asumir que toca volver nuevamente a la rutina. Afronta las tareas, responsabilidades y obligaciones, ¡con calma!
  9. No te lleves trabajo a casa. Procura evitar tener que trabajar en tu tiempo de ocio, los primeros días necesitarás aprovechar tu tiempo libre para adaptarte a la vuelta.
  10. Pásatelo bien en tu tiempo libre. Aprovecha el tiempo libre para realizar alguna actividad que te guste, en compañía de tu familia y/o amigos.
  11. Duerme de manera adecuada. Si de normal dormir y descansar bien durante una cantidad de horas que sea la adecuada para ti, y seguir unos horarios regulares de sueño es importante para tu salud, más lo es en las primeras semanas posteriores al periodo vacacional.
  12. Planea algo divertido. Ponte ya a planificar el próximo viaje, salida, quedada, o cualquier otro evento de ocio. Te hará que enfoques tu atención en algo positivo, lo cual te ayudará a distraerte de la rutina.
  13. Crea un plan de acción. Aparte de que pienses “qué” será ese próximo evento que quieras organizar, ponte ya a pensar en “cómo” y “cuándo” hay que realizar cada una de las acciones que necesitarás llevar a cabo.
  14. Ponte nuevos retos. Hacer un curso para aprender algo nuevo, hacer alguna mejora en la casa, apuntarte al gimnasio, el próximo viaje que harás; marcarte metas nuevas y adoptar nuevos hábitos activará tu cerebro y te llenará de energía nueva para superar el síndrome postvacacional.
  15. Organiza tu lugar de trabajo. Volver al trabajo y al rato encontrarte el escritorio desordenado y con un montón de papeles, carpetas o libretas no favorece tu estado anímico. El truco está en dejar tu puesto de trabajo ordenado antes de marcharte de vacaciones. Agradecerás ver tu escritorio totalmente despejado cuando vuelvas, y ayudará a que mantengas tu mente despejada también.
  16. Cambia la decoración. Cambia tu lugar de trabajo añadiendo algún objeto personal que aprecies o que te inspire. Por ejemplo, puedes poner una foto nueva de tu familia o de tu mascota encima de tu mesa.  Ese pequeño cambio le dará un toque de gracia a tu escritorio y le da ese aire nuevo que suaviza la monotonía de la vuelta.
  17. Haz una lista de pendientes. En vez de intentar memorizar todas las tareas que tienes que hacer, escribe una lista de temas pendientes. Te ayudará a recordar mejor todo lo que tienes que hacer, y te dará la tranquilidad de tenerlo todo controlado. Repásalo al final de tu jornada de trabajo para saber qué tienes que hacer al día siguiente. ¡Evita leerlo justo antes de irte a dormir para que no acostarte con el agobio de que aún te quedan muchas cosas por hacer!
  18. Medita: Respirar profundamente y centrarte en escuchar como inhalas y expiras lentamente ayuda a relajarte. Además, la meditación llena tu cuerpo de energía positiva, y te ayuda a enfocarte mejor en tus tareas.
  19. Consejo PRO: Sigue este blog y aprenderás a diseñar una vida de la que no tengas que escapar, en primer lugar. ¡Cuando logres tener un trabajo, que disfrutas igual que disfrutas un día de vacaciones, sabrás que has cumplido tu meta!

En definitiva, adoptando una actitud positiva y llenando tu cerebro de pensamientos positivo hará que te mantengas motivado durante el cambio a la vuelta a la normalidad y ayudará a superar el síndrome postvacacional.

¿¿Y a ti qué tal te ha sentado la vuelta al trabajo??


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar